¿Trabajas para vivir o trabajas para alquilar?

alquiler

Muchas veces, buscar una casa de alquiler se convierte en una tarea ardua: cientos de pisos, precios, contactos…  Y lo difícil que es saber cómo ajustar el presupuesto a un piso o hasta cuánto te puedes gastar en el alquiler para poder seguir viviendo después de pagar la renta…  En este post os enseñamos a buscar el piso que mejor se adapta a vuestra economía, ¡atentos!

No primes la zona sobre el precio o la calidad.

Vivir a un paso del centro o de los bares de moda tiene muy pocas ventajas y muchos inconvenientes si el precio no es el adecuado. Ten en cuenta, cuando busques vivienda, que esté bien comunicada con los lugares por los que sueles moverte (trabajo, familiares, amigos) y que tenga los servicios básicos cubiertos (supermercados, colegios, espacios abiertos). ¿Te imaginas tener que coger el coche para ir a comprar una barra de pan?, te puede salir muy caro el bocata…

Busca pisos en función del precio de forma que la renta nunca supere el 30% de tus ingresos.

Si tienes un sueldo neto de 1.200 euros al mes, y teniendo en cuenta que no tengas otros gastos fijos, no deberíasbuscar pisos con una renta superior a los 360 euros al mes. Recuerda que con lo que te quede de sueldo tendrás que pagar también luz, agua y gas, la tasa de basuras, las pequeñas reparaciones…, además del comer y el beber de todo el mes. ¡Y tendrás que dejarte algo para disfrutar de tu tiempo libre y cubrir imprevistos!

¿Amueblado o sin amueblar?

Los pisos sin amueblar suelen tener precios más bajos y te permiten decorarlo a tu gusto o sólo con lo necesario, sin florituras. Por lo general, estos pisos sin amueblar cuentan, eso sí, con electrodomésticos básicos como frigorífico y lavadora, por lo que el grueso del gasto para equipar la cocina lo tendrás cubierto. No te desanimes al ver el piso “pelado”; piensa que con lo que pagas de menos de renta mensual puedes pagarte una buena cama, y que con dos borriquetas y un tablero te puedes hacer una estupenda mesa de trabajo. Si optas por un piso amueblado será llegar y besar el santo, aunque pagarás un pelín más de renta mensual, ¡tú decides!

El propietario ideal es el que cobra el precio técnico.

¿Y qué es el precio técnico? Es el precio justo por el alquiler de una vivienda con determinadas características en una determinada zona. Evidentemente, no vale lo mismo un piso con jardín y piscina privados que un sexto interior sin ascensor. Cuando busques piso valora la relación calidad-precio y la cobertura de tus necesidades: si es para ti sólo, ¿para qué necesitas un dormitorio adicional? Si sois dos y esperáis familia, tened en cuenta que el peque necesitará un espacio propio, pero de ahí a tener otra habitación por si se presenta una visita inesperada… 😉

Valora el desembolso inicial.

A la firma de un contrato de alquiler tendrás que hacer un desembolso superior a la renta mensual, en función de las garantías básicas y adicionales que te pidan: fianza legal, depósitos de garantía y posibles honorarios, así es que valora este gasto antes de lanzarte para poder hacerle frente con solvencia.

¡Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
como alquilar una casa
Consejos básicos para saber cómo alquilar una casa
anunciar un piso de alquiler
5 consejos infalibles para anunciar un piso
que hay que hacer para alquilar un piso
¿Qué hay que hacer para alquilar un piso?
Como poner un piso en alquiler
¿Cómo poner un piso en alquiler sin moverte de casa?
melk
6 motivos por los que vivir en una pequeña ciudad te hará más feliz
valencia
La ruta del alquiler en Valencia